Twitter de @cavernadeltopo

jueves, 11 de septiembre de 2008

Accesibilidad y tiflotecnología, Generalidades







Prólogo



El comenzar es una de las tareas que más difíciles se me hace al tener que redactar un escrito. Como dar inicio a tantas ideas que giran por la cabeza, que uno tiene claras pero que debe, paso a paso, plasmar en palabras para hacerlas inteligibles. Siempre me quedo en blanco, pero luego de estar sentado embobado frente al monitor algo, un chispazo, una conexión, o que se yo, se prende dentro de la cabeza y los dedos comienzan a aporrear las teclas.


Lo mismo sucede con este Blog que deseo encaminar siguiendo la idea definida en el inicio y, finalmente doy el primer paso.


Para hacer más amena la lectura de posteriores publicaciones y para cimentar un acerbo común de términos es que este paso dará cuenta de los conceptos clave a tratar, indispensables a la hora de sacarle el mayor partido a las tecnologías de asistencia en general y a la tiflotecnología en particular.






Tecnología de Asistencia




Podemos definir tecnología como la aplicación del conocimiento científico para facilitar o transformar procesos y tareas. A lo largo de la historia la tecnología ha ido experimentando muchos cambios, adaptándose y progresando.


Por medio de la experimentación y de la investigación los procesos se han ido perfeccionando y gracias a la retroalimentación que esto conlleva la tecnología se va refinando a sí misma.


Pero, perfección y refinamiento no es sinónimo ni garantía de que todo funcione bien y de la misma manera para todos.


Diseñados para el público en general los artefactos cotidianos no suelen estar pensados para su uso por personas discapacitadas. La carencia de una vía sensorial (visión, audición, etc.) o discapacidades físicas por parte del usuario dificulta e incluso impide el uso de muchos artefactos.


La respuesta a la necesidad de solución para la brecha abierta entre discapacidad y tecnología la podemos apreciar en las Tecnologías de asistencia y la accesibilidad.


Nos referimos a tecnología de asistencia cuando estamos en presencia de un producto tecnológico, ya sea un Dispositivo, equipo, instrumento, artefacto o Software que es utilizado para incrementar, mantener o mejorar las capacidades sensoriales o funcionales de personas con discapacidad.


Estos productos pueden ser comunes del mercado, especialmente diseñado para personas discapacitadas o adaptado para su uso por estas, siendo dicho uso permanente mientras exista la discapacidad.






Accesibilidad




Se le llama accesibilidad al grado en que un usuario puede interactuar con herramientas tecnológicas, visitar un lugar o acceder a un servicio.


Cuando este acceso se ve impedido por algún motivo, como lo es la carencia o inadecuada recepción de un canal sensorial como la visión, audición, etc. Se puede afirmar que para ese colectivo el recurso en cuestión es inaccesible.


Visto lo anterior pueden darse dos respuestas a las necesidades de los usuarios discapacitados. productos con accesibilidad directa y productos con accesibilidad compatible.






Accesibilidad directa




Se entiende por accesibilidad directa a aquellos productos que están diseñados para ser directamente accesibles para el usuario, sin mediar otras adaptaciones.


Es decir, tienen la ventaja de estar disponibles de forma inmediata para la persona discapacitada, sin necesidad de manipularlos.


Entre otras cosas, la desventaja radica en los costos de dichas tecnologías que suelen ser muy superiores a sus homólogos del mercado común.






Accesibilidad compatible




Por otro lado, los productos con accesibilidad compatible son artefactos diseñados para el mercado común, pero que son susceptibles de ser adaptados mediante tecnologías de asistencia para su uso por personas discapacitadas.


En el caso de una persona ciega, dichas adaptaciones pueden ir desde algo tan simple como rotular mediante pegatinas en relieve el teclado digital de un horno microondas u otro electrodoméstico hasta sofisticados programas informáticos, que le permitan redactar una carta en Microsoft Word y enviarla por correo electrónico.


La ventaja de la accesibilidad compatible es que el usuario, mediante su tecnología asistida, puede utilizar las mismas herramientas que las demás personas, y desarrollar competencias en el uso de estas, un punto muy importante a tener en cuenta en los ámbitos educativo y laboral.






Tiflotecnología




En este contexto es donde entra en juego la tiflotecnología.


Este concepto, combinación de las palabras griegas tecnología y tiflos (que significa ciego) se entiende como el conjunto de técnicas, conocimientos y recursos encaminados a procurar a los ciegos o deficientes visuales los medios oportunos para la correcta utilización de la tecnología, con el fin de favorecer la autonomía personal y plena integración social, laboral y educativa. (España Caparrós, José Antonio.)


Gracias a esta, las personas con impedimentos visuales tanto ciegos como con baja visión, tienen a su disposición una variedad de alternativas, tanto artefactos de accesibilidad directa como tecnologías de asistencia para acceder a la tecnología convencional y beneficiarse de ella.


Así es, como en el catálogo tiflotécnico de la ONCE (Organización Nacional de Ciegos Españoles) podemos apreciar el amplio espectro de instrumentos al alcance de los ciegos.


Solo por mencionar algunos podemos encontrar:


Aparatos de reproducción de relieves, máquinas de escribir e impresoras braille, calculadoras e instrumentos de cálculo, instrumentos de escritura, instrumentos de dibujo, instrumentos auxiliares de medida y control médico, relojes, bastones, instrumentos electrónicos de lectura y acceso a la información, etc.


Si bien ninguno de estos aparatos son indispensables para la supervivencia básica de una persona ciega, el poder valerse de ellos mejora significativamente su calidad de vida, brindándole más oportunidades de desarrollo personal, laboral, intelectual y recreativo.






Ceguera y baja visión



Si bien las palabras ciego o ceguera se asocian inmediatamente a la carencia de vista, esta, dista mucho de ser la realidad para más del 50% de discapacitados visuales.


este gran colectivo, dentro de la ceguera se conoce como baja visión, es decir, personas cuya vista aún funciona, pero que está tan deteriorada que no es funcional ni eficiente a la hora de realizar las tareas cotidianas.


Esto está normado mediante exámenes oftalmológicos los cuales determinan si una persona es legalmente ciega, es decir, baja visión.


Para las personas con baja visión existen tiflotecnologías específicas entre las que destacan las ayudas ópticas, como lentes de gran aumento, lupas, instrumentos electrónicos de zoom, instrumentos de iluminación como lámparas de cuerpo flexible, software de ampliación de pantalla para teléfonos móviles y computadoras, etc.






Usabilidad




Ya hemos visto la tecnología y su función, las tecnologías asistidas, la accesibilidad y la tiflotecnología, pero queda un concepto en el tintero que, no por ser más oscuro y de reciente acuñación deja de ser relevante y digno de tenerse en cuenta a la hora de manipular, adquirir o adaptar artefactos.


La usabilidad se entiende como la facilidad de uso, es decir, el grado en el que el diseño de un objeto facilita o dificulta su manejo.


Este hecho es importantísimo a la hora de aplicar una tecnología asistida en una situación dada o al querer adaptar un artefacto puesto que mientras más difícil sea de usar por el
público en general o, mientras su uso esté más enfocado al canal sensorial o manipulación física que el usuario discapacitado posea, mayor será la complejidad de la tecnología asistida o directamente accesible a emplear.






Los siguientes pasos




Mediante estas líneas voy dando por finalizado este primer pequeño artículo al que, de poco en poco se irán sumando más.


Hemos visto a nuestros nuevos amigos tecnología, tecnologías de asistencia, accesibilidad, accesibilidad directa, accesibilidad compatible, tiflotecnología y usabilidad, quienes nos acompañarán a lo largo de todo nuestro viaje.


Como pudieron ver, a continuación dejaremos de lado la discapacidad en general y nos centraremos en la ceguera y baja visión. no obstante todos los conceptos repasados en estas breves líneas son, exceptuando a la tiflotecnología, aplicables a todas las discapacidades.


Los enlaces que se aprecian dentro del texto son vínculos a webs externas a este blog, donde se brinda información complementaria y más extensa a la brindada aquí, para aquellas mentes curiosas que deseen indagar más.


Se ruega reportar enlaces rotos a la siguiente casilla de correo electrónico:


blafking(ARROVA)yahoo.com


Twitter: @BlafKing


por ahora me despido para ir a rumiar la próxima publicación y espero, que lo aquí dicho por poco que sea les permita orientarse mejor en este complejo y basto mundo de la ceguera.






Rodrigo A. Leuthner romero
Santiago, Chile.

3 comentarios:

DIEGO dijo...

Rodrigo:
Que mejor saber de la tiflotegnologia de un mismo cegatón... Tengo muchos conocidos cegatones en Rancagua de años... Solo en el 2006 octubre supe de este lector de pantalla Jaws por Fonadi, quedé desilucionado un poquito ya que si me hubieran contado de esto tal vez estaría trabanjando hace mucho más tiempo...!!!
Desde estonces, he estado preocupado y ocupado en dar a conocer y enseñar de esto incluso a los niños...
Querido amigo de las cosas pequeñas comienzan las frandes...
Atentamente y cariñosamente Diego Halen.

BERNARDO dijo...

HOLA MÁSTER. MUCHAS FELICIDADES POR EL BLOG. REALMENTE SI NO FUERA POR LA TECNOLOGÍA TANTO DIRECTA COMO ADAPTADA, NO HABRÍA PERSONAS CON DISCAPACIDAD MÁS COMPETENTES ANTE EL MUNDO LAVORAL, ACADÉMICO Y SOCIAL. LA SOCIEDAD SOMOS TODOS EN GENERAL. UN ABRAZO DESDE GUADALAJARA JALISCO MÉXICO.

Olga dijo...

Hola Rodri, soy Olga, de Argentina (espero que aun te acuerdes de mí). Te felicito por el blog, lo encontré buscando info teórica que me ayude a sustentar el manual de buenas prácticas que finalmente terminé haciendo sola. Un abrazo y nos comunicamos.